El negocio no es fabricar, sino vender lo fabricado

Tan duro como suena pero tan real como la vida misma. Y es que tenemos que cambiar los modelos de negocio de nuestras empresas y negocios para poder atajar de forma natural el tiempo en el que vivimos.

Los modelos de negocio anteriores a la crisis no son válidos, puesto que están basados en variables que quizás ya nunca se cumplirán. Y es que el problema, no es que se hayan reducido las ventas, el gran problema es que nuestras empresas tienen estructuras creadas para esos niveles de facturación anteriores al ejercicio del 2007.

Por esto mismo, los modelos de negocio de antes ya no son válidos, tenemos que cambiar, tenemos que INNOVAR. Innovar en nuevos modelos de negocio verdaderamente orientados al mercado, y aún más allá, fundamentados en el mercado como algo estratégico de nuestras compañías o startups. Porque ya no nos vale ser el mejor fabricando sillas, hay que innovar en modelos de negocio para vender esas sillas.

Este es el verdadero trabajo de los directivos de las compañías de hoy, y debe ser, la preocupación de los emprendedores del mañana, se deben crear compañías pensando casi únicamente en el mercado. Cuando tengamos claro la segmentación del mercado y nuestros potenciales clientes, es entonces cuando deberemos pensar que ofrecerles y como adecuar nuestras estructuras, procesos y productos.

Señores emprendedores, personas que vais a arriesgarlo todo, sean prudentes y no se focalicen en sus productos sin antes focalizarse en el mercado y en el cliente.

Un abrazo a tod@os.

Anuncios

Acerca de pascualparada

Emprendedor.Directivo en empresa TIC. Experto en dirección de proyectos. Docente y consultor de emprendedores. Ver todas las entradas de pascualparada

2 responses to “El negocio no es fabricar, sino vender lo fabricado

  • Felipe

    Hola Pascual: tu artículo “pone el dedo sobre la llaga”, al destacar que una de las formas para salir adelante es a través de la innovación, pero no una innovación cualquiera sino precisamente una que nos permita vender aquello que producimos. Justamente, estaba leyendo un artículo de una de nuestras clases en IEBS y concuerda exactamente con lo que afirmas aquí. Dice: “El elemento que debe guiar cualquier movimiento o paso por estas nuevas tecnologías es el cliente. La satisfacción al cliente debe ser lo que marque el camino a la empresa y no al revés, no debemos guiarnos porque creamos que tenemos un producto muy bueno y este tendrá éxito en el mercado, sino cubrir lo que demanda el mercado con nuestra oferta”.
    Para concluir, concuerdo en que es necesario innovar en nuestro modelos de negocio, pero para ello debemos primero identificar qué necesita el mercado y nuestro cliente, para luego innovar en la forma de vender un servicio o producto que cubra esa necesidad. Al respecto, creo que la personalización en los productos que diseñamos y en las ventas también marcará la pauta.

    Un saludo.

    • pascualparada

      Hola Felipe, gracias por tu comentario. La orientación al cliente, la de verdad, es algo que cada vez vemos más claro. Para qué tener el mejor producto del mundo, si después no lo vendo, para qué ir por delante del mercado, si lo que quiero es estar en el mercado…

      Son cosas razonables ¿no?

      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s